El Realismo: características de la novela realista y naturalista | Autores y obras más significativas

Una corriente literaria surgida a mediados del siglo XIX, una ruptura con el romanticismo imperante, tanto en la forma como en las ideas. Hoy conoceremos en que se fundamentó esta nueva corriente realista en El Realismo: características de la novela realista y naturalista | Autores y obras más significativas. Hechos Históricos El realismo surge en […]
Espaciolibros.com

Una corriente literaria surgida a mediados del siglo XIX, una ruptura con el romanticismo imperante, tanto en la forma como en las ideas. Hoy conoceremos en que se fundamentó esta nueva corriente realista en El Realismo: características de la novela realista y naturalista | Autores y obras más significativas.

Hechos Históricos

El realismo surge en un momento histórico lleno de cambios, la monarquía había sido derrocada tras la revolución de 1868, dando paso a la Primera República, un sistema político que tan solo duro un año.

Tras la república llegó la Restauración, con la llegada del Rey Alfonso XII y con ella un sistema de alternancia en el poder entre los partidos conservadores y progresistas.

En esta dicotomía política surge en la literatura dos movimientos totalmente opuestos, el postromanticismo, mucho más conservador que pretende renovar antiguo romanticismo y por otro lado el realismo literario.

La Literatura Realista

El realismo se apartar de espíritu tanto idealista como estético del romanticismo, siguiendo la estética burguesa, un estilo mucho más práctico, positivo y real. Un reflejo de las costumbres y la realidad contemporánea.

Dentro del realismo surgen dos nuevas corrientes dependientes de su propia ideología, una más conservadora que enmascara los aspectos mas descarnados de la sociedad y los progresistas, como voz de denuncia y crítica social.

Benito Pérez Galdós

Es el momento de los grandes novelistas como Juan Varela, Galdós o José María de Pereda y no será hasta 1880 cuando se produce el gran cambio o evolución en la novela realista.

La novela realista se trasforma en un estilo más crudo, más real, donde los protagonistas son víctimas del medio social en el que viven y que les conducirá a la degradación y el fracaso. Autores que sufrirán esta evolución son Pérez Galdós, de Emilia Pardo Bazán y en especial, Leopoldo Alas Clarín

A pesar de que el realismo surge en todos los géneros literarios, será en la novela donde alcance su mayor auge, es quizás, el medio más adecuado para reflejar objetivamente y con profusión la realidad, es la imagen de la vida, dando lugar al género novelesco.

Características de la Novela Realista

En Europa destacan novelistas de la talla de Balzac y Stendhal en Francia, Dostoievski, Tolstoi y Chejov en Rusia o Dickens en Inglaterra.

Juan Varela

  • Es un movimiento literario práctico con ansias de renovación y progreso, de carácter burgués pero comprometido con la sociedad del momento, reflejando en sus novelas los problemas y dificultades cotidianas.
  • La novela realista, ofrece una visión real de la sociedad, las costumbres y las ideas que se viven en ese momento, describe lo que sucede en la calle.
  • Describe las tensiones políticas y religiosas, la hipocresía social, las relaciones entre los hombres y la importancia del dinero en la sociedad.
  • Lejos del romanticismo, los personajes protagonistas son personas normales y no héroes, son complejos y contradictorios.
  • Se le da más importancia a las figuras femeninas y a la colectividad.
  • Buscan la objetividad, se convierten en cronistas de la época, en fotógrafos que plasman la realidad de lo cotidiano en papel, en meros observadores.
  • Quieren contar la verdad y cargarla de realismo, par ello se documentan, en bibliotecas, en la prensa, etc.
  • El narrador es un testigo de los hechos que va a relatar, sin dar opinión sino con una perspectiva objetiva y distante, la objetividad es fundamental en la novela realista. Conoce todo del personaje, su pasado y su presente, sus sueños y miedos.
  • Los diálogos en la novela realista son intensos, vivos, para que el lector conozca perfectamente como el personaje piensa, su forma de ser, sin necesidad de describirlos, cobrando gran importancia el estilo indirecto libre.
  • A pesar de no participar en los hechos, el narrador en ocasiones orienta al lector en ciertos aspectos, resaltando la importancia de algún personaje, su emoción o bien ofreciendo una visión amable e incluso irónica de situaciones y personajes.
  • La estructura de la novela realista es sencilla, con un principio y un fin. Sigue una linea temporal lineal aunque en ocasiones recurre al flashback o analepsis, sólo si es fundamental para entender el presente.
  • Sus descripciones son detalladas y minuciosas, no quieren pasar por alto el más mínimo detalle para situar al lector en el ambiente, como son los interiores, el gesto de cada personaje, los vestidos, colores, celebraciones, etc.
  • El lenguaje es sobrio, preciso, poco retórico, en especial para el narrador. Los personajes utilizan el lenguaje más adecuado según sus caracteres o cultura. Frases vulgares y populares, lenguaje coloquial, extranjerismos, etc.
  • Las novela realista forman un fuente de difusión de las ideas, proliferan las novelas de tesis, donde el autor defiende sus ideas en detrimento de las contrarias.
  • Las novelas que defienden ideales son más abundantes en la primera época del realismo, sobre todo en Galdós o Pereda.

El Naturalismo

Como consecuencia de la novela realista, surge la novela naturalista. Los hechos se ven bajo el prisma científico, tan importante en esta época. Son novelas que analizan psicológicamente a sus personajes, en la mayoría de los casos con comportamientos patológicos.

La novela naturalista, no ve el comportamiento del personaje como una consecuencia de su realidad y por lo tanto no cree en la voluntariedad de sus actos, sino que responde a una herencia biológica y las influencias del entorno.

Así los relatos naturalistas se llenan de borrachos, marginados, psicópatas que se mueven en ambientes marginales. Personajes con taras psíquicas o comportamientos patológicos.

En España algunos autores trataron este tema aunque no en forma tan agresiva, como se refleja en obras de Galdós, Clarín o Emilia Pardo Bazán.

Autores y obras más significativas

Dentro de los grandes autores de novela realista, destacamos los siguientes:

Juan Valera

Escribe sobre ambientes reales, en especial andaluces, con personajes comunes aunque rechazó los aspectos más duros de la realidad.

  • Pepita Jiménez (1874) – Escrita en forma de carta
  • Doña Luz (1879) – Su tema es la vocación religiosa
  • Juanita la Larga (1895)

José María de Pereda

Utilizo la novela realista como mero observador del entorno.

  • Escenas montañesas (1864)
  • Don gonzalo González de la Gonzalera (1879)
  • De tal palo tal astilla (1885)
  • Sotileza (1885)
  • La puchera (1889)
  • Peñas arriba (1895)

Pedro Antonio de Alarcón

Fue uno de los mayores defensores del realismo frente a la prosa romántica.

  • Diario de un testigo de la Guerra africana (1859)
  • El escándalo (1875)
  • El sombrero de tres picos (1874)

Benito Pérez Galdós

Galdós es considerado como el escritor más representativo del movimiento realista.

  • Episodios Nacionales – (1872 y 1912) 46 tomos de relato histórico-literario sobre la historia española contemporánea, periodo entre la Guerra de la Independencia y la Restauración
  • Primera época (1867-1878)
    • Doña Perfecta, Gloria
    • La familia de León Roch
    • Marianela
  • Segunda épca (1881 y 1915)

Emilia Pardo Bazán

Ahonda en problemas y situaciones difíciles.

  • Un viaje de novios (1881)
  • La Tribuna (1882) – La obra más naturalista
  • Los pazos de Ulloa (1886)
  • La madre Naturaleza (1887)

Leopoldo Alas (Clarín)

Destacan sus descripciones con gran detalle, emplea un estilo indireto, gran manejo del estilo novelesco

  • La Regenta (1884-1885) – La novela cumbre del Realismo español
  • Su único hijo (1890) – Influencia naturalista

También te puede interesar:

También te puede interesar