El sí de las niñas – Análisis y resumen

"El sí de las niñas" es una obra teatral de Leandro Fernández de Moratín. Una obra maestra pues a través de la comedia denuncia y critica la moral de la sociedad española de la época, pues en aquel momento lo habitual era la práctica del matrimonio concertado, incluso forzoso, entre hombres mayores, maduros, y niñas […]

«El sí de las niñas» es una obra teatral de Leandro Fernández de Moratín. Una obra maestra pues a través de la comedia denuncia y critica la moral de la sociedad española de la época, pues en aquel momento lo habitual era la práctica del matrimonio concertado, incluso forzoso, entre hombres mayores, maduros, y niñas adolescentes de estratos sociales bajos. En este artículo, os contaremos con más detalle sobre esta estupenda obra literaria.

Resumen de «El sí de las niñas»

Es una de las obras más estudiadas en los colegios, una obra atemporal, pues se trata de una lectura inolvidable y que invita a reflexionar no solo en cómo ha sido la sociedad, si no cómo continúa siendo. Una reflexión acerca del amor interesado y el verdadero; una reflexión acerca de la autoridad, del papel de la mujer, de la desigualdad social, entre otros.

La obra trata de Doña Francisca, una adolescente de 16 años (al inicio de la obra y 17 cuando termina) ha sido educada en un convento de monjas. Su madre, doña Irene, es una mujer viuda que ha ofrecido a su hija Doña Francisca en matrimonio a un señor maduro, Don Diego, de 59 años de edad, quien podría ofrecerle una buena vida pues es un hombre de recursos. Por tanto, Doña Francisca está prometida con Don Diego (16 – 59 años).

A lo largo de la obra, Doña Francisca expresa -incitada por las mujeres de su familia- su gran afecto a Don Diego, a la par que le repite lo mismo que le dicen a ella, las grandes alegrías de tener por marido a un hombre maduro y experimentado. Pero, la realidad es que la joven Doña Francisca está enamorada de un soldado llamado Don Carlos, y a pesar de que se trata de un amor correspondido, se siente incapaz de anular su compromiso matrimonial con Don Diego por obediencia a su madre.

Finalmente, Don Diego se entera de que la joven está enamorada de otro. Es más, acaba desvelándose que Doña Francisca está enamorada del sobrino de Don Diego, Don Carlos, un muchacho más próximo a su edad. Ante semejante descubrimiento, Don Diego anula el matrimonio e insta a que los jóvenes se casen, criticando a la madre por haberle vendido unas ilusiones que no eran reales, hablando de la autoridad y la obediencia hacia los padres, del amor verdadero y que lo lógico es que se case con un joven más próximo a su edad que con un hombre tan mayor como él.

Análisis de El sí de las Niñas

El sí de las niñas es una de las obras más conocidas de Leandro Fernández de Moratín, escrita a principios del siglo XIX y estrenada en el teatro en el año 1806. Es una obra teatral escrita en una prosa rítmica (en ésta abandona definitivamente el verso) y dividida en tres actos perfectamente relacionados con el tiempo de presentación. También mantiene el patrón neoclásico en cuanto a las tres unidades: acción, espacio y tiempo.

En esta obra de teatro Fernández de Moratín deja de manifiesto cómo se ponía en juego de forma constante la sumisión del deseo de los hijos al servicio de complacer a la autoridad de los padres, así como lanza una crítica directa a los matrimonios de conveniencia.

No podemos olvidarnos del siglo en el que está escrita esta obra, momento en el que también se llevaban a cabo matrimonios forzosos, donde era frecuente ver a hombres maduros con niñas adolescentes, donde las pequeñas eran ofrecidas a cambio de un buen futuro a un hombre en una buena posición pero mucho más mayor. El hecho de buscar niñas adolescentes era para asegurarse de su virginidad y la posibilidad de tener descendencia, lo que volvería a colocarles a los hombres maduros en una posición de virilidad y hombría. Una relación donde se seguía manteniendo la misma desigualdad social, donde la mujer ocupaba un papel de sumisión constante y sonante, pues también al ser niñas era mucho más fácil que las moldearan a sus antojos o mantuvieran silencio. Definitivamente, este tipo de matrimonios seguían manteniéndolas en el mismo lugar, no era su billete hacia la libertad, si no a una nueva jaula.

El hecho de que el autor utilizase un lenguaje moderno, fácil de entender para todas las clases sociales y que metiera semejante crítica social a través de la comedia, era un claro mensaje para todo aquel que quisiera escuchar. Una crítica a la moral y ética de la sociedad de entonces, al papel de la mujer, a la diferencia de clases, al utilitarismo del ser humano. Esta comedia dramática y sus diálogos ingeniosos, incluso divertidos, era la manera más precisa de poder entrar en cualquier familia y dejar su semilla, su invitación a reflexionar sin que prendiera la mecha directa del rechazo, si no que le dejara a uno un regusto agridulce, una pequeña incomodidad que podría despertar sus frutos.

Por tanto, mantiene la línea del estilo Neoclásico en el que la obra tiene un carácter didáctico en base a los dictados de la razón.

El sí de las niñas – Argumento en actos

Primer acto

El primer acto se desarrolla mayoritariamente en una posada de Alcalá de Henares, donde ya conocemos a parte de los principales personajes y de los secundarios: Don Diego (prometido), Doña Francisca (prometida), Doña Irene (madre de la prometida), Simón (mayordomo), Rita (sirvienta) y Calamocha (sirviente de Don Carlos).

Doña Irene es una mujer viuda con una hija joven, Paquita, a la cual define como obediente y bella, como una buena niña. La viuda no ha sabido gestionar el dinero que le dejó su marido y se ha quedado sin recursos económicos para ella y para su hija, por lo que decide casar a su hija con un hombre con buen estatus socioeconómico. De esta forma, comienza a escribir cartas a Don Diego, alabando la obediencia y belleza de su hija, por lo que éste comienza a plantearse una boda con una chiquilla a pesar de la diferencia de edad.

Se encuentran en la posada, se presentan y se citan para un paseo por el campo. Doña Irene continúa convenciendo a Don Diego de las cualidades de su hija y le hace creer que Paquita está de acuerdo con la boda.

Segundo acto

Doña Irene le habla de su preocupación por el futuro a Doña Francisca, que quiere verla bien situada y sin pasar necesidades, por lo que intenta convencerla de que el matrimonio con Don Diego, al que le describe como un buen hombre y que la quiere, es lo mejor que puede hacer y que debe de sentirse afortunada porque él esté interesado.

Mientras tanto, Doña Francisca solo puede pensar en Don Félix, su amor. Él decide ir a visitarla porque se ha enterado de que la obligan a casarse. Lo que Paquita no sabe es que don Félix no existe, si no que llama Don Carlos y es el sobrino de Don Diego.

Don Diego descubre con Don Carlos está en Alcalá de Henares, pero no se cree las explicaciones que éste le da, por lo que le entrega dinero para que se vaya cuanto antes de allí porque no quiere que esté presente en la boda.

Tercer acto

Don Diego se muestra afectuoso y atento a Doña Francisca, a quien ve triste el día de su boda pero quien no le cuenta la razón de tanto lamento.

Finalmente, Don Diego se entera de que Don Carlos no ha terminado de irse de Alcalá de Henares y descubre que está allí por el amor de una niña. Cuando Don Diego descubre que su enamorada es Paquita le pide que le explique todo acerca de aquella historia de amor y le avisa de que ambos van a casarse, a lo que Don Carlos le explica que se casará con él por obediencia a su madre pero que no le entregará su corazón.

El resultado final de la historia es que Don Diego no se casa con Doña Francisca, si no que favorece que ambos jóvenes se casen juntos ya que ellos realmente se quieren y no que una niña se case con un hombre mayor por obediencia. A cambio de esto, Don Diego le pide a su sobrino que se marchen pero que no vuelvan nunca más a verlo, ya que él aún está prendado de ella.

Bibliografía de Leandro Fernández de Moratín

Si quieres continuar descubriendo las obras de Moratín, permíteme avisarte de que tienes ante ti un autor con un gran volumen de escritos, desde prosa a poesía, incluso ha escrito libros de viajes que pueden resultarte muy entretenidos y permitirte ver el mundo a través de sus ojos.

  • Teoría de la comedia
  • El viejo y la niña
  • La comedia nueva
  • El barón
  • La mojigata
  • La derrota de los pedantes
  • La toma de Granada
  • Epístolas
  • Sátira contra los vicios
  • Apuntaciones sueltas de Inglaterra
  • El viaje a Italia

Otros textos que pueden resultarte muy interesantes son:

También te puede interesar