Escrito por

El resumen completo de El árbol de la ciencia de Pío Baroja

Hacer el resumen completo de El árbol de la ciencia de Pío Baroja puede llegar a ser un sacrilegio literario. Escrita en 1911, esta obra con parte biográficas de Pío Baroja, es uno de los estandartes de la Generación del 98. El resumen completo de El árbol de la ciencia de Pío Baroja es un fiel reflejo de muchos aspectos de la sociedad de principios del siglo XX. Desde el ámbito social, al filosófico, pasando por el científico y, como no, el literario.

Decimos que hace el resumen completo de El árbol de la ciencia de Pío Baroja es sacrilegio porque es una de las obras de obligada lectura. Una obra maestra intemporal que sigue siendo una referencia, más de un siglo después. Pesimismo, desesperación y negatividad con la sociedad española son los temas principales de la obra. Muy actuales, a pesar de su antigüedad. La forma de contra la historia, con constantes saltos en el tiempo, también fue rompedora en su día.

Resumen completo de El árbol de la ciencia de Pío Baroja

El resumen completo de El árbol de la ciencia de Pío Baroja arranca a finales del siglo XIX. EL protagonista, Andrés Hurtado, es un joven estudiante de Medicina desilusionado y decepcionado con las enseñanzas de su Facultad, quien no tarda en adoptar una posición negativa ante la vida. La misma que le están enseñando en la Universidad.

En la facultad, Andrés Hurtado hace tres amigos: Julio, Montaner y Lulú. Además de amigos y Universidad, el protagonista también saca tiempo para ver a su tío Iturrioz. Un médico, igual de decepcionado que su sobrino, con el que comparte largas charlas de lo humano y lo divino. En estos encuentros, Pío Baroja aprovecha para ponderar las ideas de sus adorados Kant y Schopenhauer.

Tras terminar la carrera, Andrés Hurtado acaba en Alcolea del Campo, un pequeño municipio de Guadalajara, donde empieza a trabajar como médico. Desmoralizado y sin pasión por su trabajo, el protagonista acaba discutiendo con el otro doctor de la localidad y con los propios pacientes. El motivo no es otro que las arraigadas y rancias costumbres de sus vecinos. Para empeorar la situación, mientras está en Alcolea del Campo, su hermano muere por una enfermedad.

Ante tal panorama, Andrés Hurtado opta por volver a Madrid donde, a pesar de ser un médico excelente, no consigue encontrar trabajo con facilidad. Mientras consigue algo mejor, el doctor se dedica a atender a prostitutas y sin techo. Un trabajo que, lejos de llenarle o ayudarle a mejorar, le hacen perder, más aún, su fe en la sociedad. ¿Qué le pasa a Andrés Hurtado? Se llama amor.

El protagonista se da cuenta que sólo quiere estar con su amiga Lulú, compañera de carrera y con quien ha mantenido el contacto. Lulú, una joven poco agraciada pero de buena familia y con un humor muy fino, se convertirá en su esposa a no tardar. Con la boda, las cosas empiezan a mejorar para Andrés Hurtado, quien encuentra trabajo como traductor e investigador de estudios de Medicina. Un trabajo que, sin ser perfecto, le gusta y le llena.

Durante más de un año y por primera vez en su vida, Andrés Hurtado será plenamente feliz. Lulú le ha traído algo que no conocía a su vida: la tranquilidad. Pero todo cambia cuando su esposa se queda embarazada. Y es que el protagonista no quiere hijos, pero su mujer le convence de lo contrario. Obviamente, vuelve la pesadumbre, la ansiedad y la depresión. Para colmo de males, el bebé muere antes de nacer y su madre, Lulú, lo hace a los pocos días.

El final de Andrés Hurtado, dictado casi desde la primera página, es el suicidio. El mismo día del entierro de su mujer, el protagonista se toma un bote de pastillas que acaban con una vida de sufrimiento y tristeza infinita. No había otro final posible.

El árbol de la ciencia de Pío Baroja es una obra que cuenta con siete secciones, y en cada una de ellas hay varios pasajes. En su mayoría, la narración de la historia es lineal y descriptiva. Muy metódica y detallista. No obstante, la cuarta sección, dedicada casi por completo a una charla entre Andrés Hurtado y su tío, es una suerte de conversación que supone el momento cumbre de la novela y, para muchos, el cénit creativo de la Generación del 98.

Pío Baroja supo adaptar las conversaciones y las formas de hablar a cada personaje. Obviamente, el lenguaje es directo y punzante. Además, aprovecha para hacer un ejercicio soberbio de meta literatura. En el propio Él Árbol de la Ciencia, se hace mención a otras obras maestras de la literatura como Don Quijote de la Mancha o Don Juan Tenorio. Así como a otros autores o filósofos, como los propios Kant, Schopenhauer o Calderón de la Barca.

Uno de los temas en los que Pío Baroja fue pionero con esta obra, fue en el de hablar, de forma abierta y sin tabúes, del maltrato a las mujeres. La excusa del trabajo de Andrés Hurtado como médico de higiene, le viene de lujo para hacerlo. Pero no sólo en los malos tratos de las celestinas a las prostitutas se ve la misoginia en la obra. Julio, su amigo de la Universidad, es el ejemplo de la bajeza del ser humano.

No sólo se describe, de forma minuciosa, como obliga a su mujer a vestirse para él. Sino que también cuenta como mantiene una relación furtiva con la hermana de Lulú, a la que, más tarde, se niega a desposar. Ésta no es sino una de muchas críticas sociales que aborda Pío Baroja en la obra. La representación de la mentalidad rural en el libro, con gente cerrada, ignorante y orgullosa de ello, deja claro que El Árbol de la Ciencia es algo más que la historia de la vida de Andrés Hurtado.

Pero las críticas no se limitan a la gente de pueblo. Los urbanitas y, en concreto, la alta sociedad madrileña también recibe lo suyo en la novela. Las diferencias sociales, las corridas de toros o la injerencia de la religión en las investigaciones científicas, también salen a la palestra a lo largo de la narración. De hecho, el árbol de la ciencia, uno de los dos árboles que había en el jardín del Edén, es el que da nombre a la obra. Imprescindible a todas luces.

Personajes de El Árbol de la ciencia de Pío baroja

¿Sabías que algunos de los personajes de esta obra estaban basados en personas reales de la vida del autor? Así lo comentaba su hermana, Carmen Baroja, quien decía haber identificado a diferentes personajes.

De entre todos los personajes principales que hay en la obra, destacan Andrés Hurtado, Lulú y el doctor Iturrioz.

  • Andrés es el personaje entorno al cual gira la obra pero, a diferencia de los demás, su descripción se va haciendo poco a poco, a lo largo de la obra, siendo parte del trabajo del lector poder imaginarlo con todos sus rasgos.
  • Lulú es una muchacha que, a pesar de tener 18 años, no está en su juventud. Tanto el trabajo como la vida, ha hecho que sea una mujer que ya perdió la ingenuidad. Descrita como una mujer no muy bonita pero sí graciosa y con ingenio, se acabará casando con Andrés.
  • El doctor Iturrioz es el tío de Andrés y pasa de ser un personaje -a los ojos de Andrés- soso y seco, a ser la persona con la que podrá tener las conversaciones más profundas y trascendentes sobre la vida.

Personajes importantes pero no tan relevantes serían:

  • Familia de Andrés: padre don Pedro; hermanos: Alejandro, Pedro, Luisito y Margarita
  • Amigos y compañeros de Andrés: Julio Aracil y Jaime Massó, Montaner, Fermín Ibarra, Rafael Sañudo, Antonio Lamela.
  • José de Letamendi, médico
  • Familia de Lulú: su madre Doña Leonarda, su hermana Niní, y el novio de ésta última, Julio Aracil.
  • Antonio Casares, un periodista que es amigo de Julio,
  • Doña Virginia, personaje que recuerda a La Celestina.
  • Personajes descritos como “entre el casticismo y el folletín”:  Rafael Villasús, Pura y Ernestina, Venancia y Manolo el Chafandín, don Martín o “El Tío Miserias”, Vicente, Juan e Isabel.
  • Personajes de Alcolea: don Juan Sánchez, Pepinito y Dorotea, don Blas Carreño, el Tío Garrota.

A parte, otros personajes que también aparecen son la tía Negra, la señora Benjamina o Doña Pitusa, el Chuleta, don Cleto y el Maestrín.

Argumento de El árbol de la ciencia

El árbol de la ciencia es una novela ambientada a finales del siglo XIX. En ella se muestra al detalle la vida de Andrés Hurtado, un joven que decide estudiar medicina pero acaba desencantado por la educación recibida. A lo largo de la obra, veremos cómo se repiten estos momentos de ilusión y que acaban en un profundo desencanto, tanto en un ámbito académico como profesional, personal y social.

Tiene un deseo constante acerca del conocimiento, un interés importante por aumentar su sabiduría que le pondrá recurrentemente a actuar, a buscar. Sin embargo, este fuerte deseo irá acompañado de la decepción, lo que a veces le genera abatimiento y desasosiego, soledad.

También te puede interesar:

Espaciolibros.com

Newsletter
Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos