Escrito por

Los subgéneros literarios y sus características

Dentro de los cuatro grandes géneros literarios se encuentran los subgéneros literarios, los cuales os vamos a describir y detallar en este artículo para que os resulte sencillo clasificar los diferentes tipos de textos y escritos.

Denominamos géneros literarios a los grupos en los cuales podemos englobar una obra literaria concreta.

Desde una óptica de retórica clásica ya hemos dicho que las obras literarias se pueden clasificar de la siguiente manera: obras líricas, obras épicas y obras dramáticas.

  • La lírica habitualmente tiene que ver con la sensibilidad y la estética.
  • La épica normalmente narra los hechos acaecidos a héroes o también a antihéroes.
  • Las obras dramáticas son aquellas que tiene por fin que el libreto sea representado encima de un escenario.

Aunque casi todas las obras literarias se pueden clasificar dentro de los tres grandes géneros citados en el párrafo anterior, hay que tener en cuenta que toda obra literaria se gesta en un determinado periodo histórico, al cual se encuentra indisolublemente unido. Esto puede provocar que la obra no se adscriba a pies juntillas a un determinado género literario.

Cuáles son los subgéneros literarios

los-subgeneros-literarios-tipos

En esta sección os vamos a mostrar de forma esquemática cuáles son los subgéneros dentro de cada uno de los géneros y, a continuación, podréis ver las características de cada uno de ellos.

Los subgéneros literarios líricos son:

  • La oda,
  • la elegía,
  • la égloga,
  • la sátira,
  • épica
  • la canción

Los subgéneros literarios épicos son

  • La epopeya,
  • fábula el poema épico
  • el romance

Los subgéneros literarios dentro de la prosa son:

  • Novela
  • Cuento
  • Leyenda
  • Fábula

Los subgéneros literarios dramáticos son:

  • La tragedia,
  • la comedia,
  • el drama,
  • la ópera
  • la zarzuela

Podríamos decir, como ya hemos apuntado anteriormente, que al gestarse y publicarse la obra dentro de un contexto histórico determinado esto provoca que el género literario que ampara a la obra se esté desarrollando con unas determinadas variaciones que han influido al autor a la hora de pergeñar el texto literario.

Cuando muchos autores caen bajo la influencia de una manera de tratar un género literario en un tiempo determinado, esto hace que nazca el subgénero literario.

Los subgéneros líricos

Los subgéneros líricos hacen referencia a la lírica, a la forma de expresión de las emociones y sentimientos a través de diferentes figuras literarias. A pesar de que suele representarse a través del verso, como veréis a continuación, se pueden ver también la lírica en la prosa.

A continuación, nos adentramos en cada uno de los subgéneros de la lírica:

  • Cantares de gesta: Generalmente no suelen tener material histórico verídico y no pasan a ser leyendas. Es el caso por ejemplo de “Los caballeros de la mesa redonda”.
  • Oda: Un poema o similar que va diciendo elogio o admiración y que debe ser pronunciado o narrado.
  • Épica: Se tratan de historias o hazañas que han sido realizadas por héroes históricos en un momento puntual y que queda expresado eso mismo en el texto.
  • Sátira: Se escribe en prosa o en verso y cuentan con un toque de humor muy importante que toca el absurdo y que generalmente habla de los abusos o deficiencias de la sociedad.
  • La canción es uno de los subgéneros más afamados a lo largo de la historia, desde su gran hito histórico en la Edad Media. Está escrito en forma de poema y suele ir acompañado de algún tipo de música.

Los subgéneros dramáticos

El género dramático es aquel que se usa en el teatro. Una de sus características principales es el uso del diálogo entre los diferentes personajes, que se enfrentan a todo tipo de conflictos y situaciones. Dentro de este género, nos encontramos con cuatro subgéneros principales:

  • Tragedia: Es un tipo de narración en donde los personajes se enfrentan entre si. Generalmente terminan en una odisea, muerte o similar de los personajes protagonistas.
  • Comedia: Los protagonistas tienen que enfrentarse a situaciones de la vida diaria lo cual lo hacen con humor aunque la situación no sea graciosa.
  • Drama: Proviene de la palabra “Teatro”. Es un subgénero literario un poco amplio en donde se mezcla la comedia con la tragedia dando un punto un poco más realista.
  • Zarzuela: Espectáculo musical teatral proveniente de España que cuenta una historia con partes habladas y partes cantadas.

Los subgéneros épicos

Vamos a profundizar un poco más sobre el género de la épica, en especial sobre los subgéneros que son redactados en prosa. En la siguiente imagen podemos ver cuál es la clasificación:

  • Romance: es un relato extenso de ficción en donde todo es insólito y  y maravilloso, de ahí su nombre.
  • Poema épico; es un tipo de narración en verso donde se cuenta la historia de un héroe que salva una ciudad.
  • Epopeya: De carácter mítico, proviene de los griegos, los cuales adoraban a los dioses por ese motivo muchas veces este subgénero literario se pone en duda. Puedes leer más aquí “Epopeya, subgénero literario
  • Fábula: Cuentos cortos que generalmente dejan una moraleja o reflexión en el final.

Estos cuatro subgéneros pertenecen al narrativo (épico) y cumplen con una serie de características.

Los subgéneros narrativos

Dentro del género narrativo podríamos decir que es aquel se escribe en prosa y que se subdivide en dos, novela y cuento, que tienen como mayor diferencia la extensión. A su vez, dentro de cada una de estas categorías también encontraréis diferencias importantes en función del tipo de público al que esté dirigido.

  • Cuento: Se trata de la narración por excelencia. Es donde se ven los subgéneros más marcado independientemente del estilo que se utilice.
  • Novela: Como “Romeo y Julieta”, las novelas son de las obras literarias más importantes que se pueden narrar en prosa. Si necesitáis información más extensa en “La novela y los elementos que la componen” encontraréis de todo.
los-subgeneros-literarios-prosa

Vemos entonces que la novela hace referencia a una redacción narrativa extensa en la que se incluyen descripciones y diálogos. Como ejemplos de novelas podemos observar los escaparates de las distintas librerías de la ciudad; la mayoría de esos libros son novelas.

Aunque no todos, también encontraremos cuentos y recopilaciones de fábulas, especialmente dedicados al público infantil, ya que suelen encerrar en su objetivo el enseñar algunas lecciones importantes siempre en un entorno dinámico y controlado, a la par que fantasioso. Así, los protagonistas serán siempre inventados, imaginados, y a menudo responderán a características de animales ciertamente personificados.

Las imágenes o ilustraciones son importantes para este tipo de libros, ya que captan la atención del lector al mismo tiempo que lo ayudan a imaginar esa historia (moralizante y fantástica) que está leyendo.

Por último, podemos encontrar otros muchos libros sobre leyendas. Muchas de las novelas están inspirados en ellos, sobre todo por el misticismo que envuelve a la leyenda, esa explicación fantástica y a veces increíble sobre ciertos acontecimientos reales vistos desde un punto de vista diferente. Siempre empezará con un: «cuenta la leyenda…».

La fábula de El cuervo y el zorro

Tras la imagen con la fábula de El cuervo y el zorro, vamos a comentar en qué consisten las fábulas como subgénero literario. Leed y reflexionad.

los-subgeneros-literarios-fabula

Las fábulas son historias cuyo objetivo principal es ofrecer una moraleja al lector para que comprenda una lección importante sin que le resulte demasiado complicado. En esta que hemos podido leer, por ejemplo, el autor quiere decirnos que no debemos fiarnos de quien nos “dora la píldora”, quien nos alaba y piropeo sin motivo aparente. Algo quiere de nosotros.

¿Cómo si no empiezan siempre los vendedores a puerta fría? Intentando establecer una conexión con el cliente potencial: «¿es usted del Atleti? —pregunta al ver una jarra en el recibidor—, ¡yo soy del Atleti! Qué casualidad…, ¿puedo pasar?». E inician una conversación para después enlazarla con lo que está intentando venderte. «Qué cocina más grande, tiene usted de todo…, pero estoy seguro de que aún no disfruta de nuestro magnífico robot […]» y todo lo demás.

Esta fábula nos enseña que muchas de las personas que acuden a nuestra casa son zorros intentando conseguir que soltemos el queso, es decir, nuestro dinero.

Pero podemos encontrar otros ejemplos en la vida real, como algunos timadores que, sin conocerte de nada, empiezan con adulaciones sobre lo interesante que es tu nombre, te comentan lo grande que serás si confías en su empresa porque velará por tus intereses, y después, te encuentras con que debes pagar una cuota que no mencionó en la conversación. ¡Hay tantas historias así!

En esos momentos, recuerda la fábula de El cuervo y el zorro.

Espaciolibros.com

Newsletter
Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos