Cinco horas con Mario: resumen, autor y personajes

¿No te has leído Cinco horas con Mario? Es un imprescindible de la literatura española y universal. Muy recomendable. Y para animarte, te damos un resumen, el autor y los personajes de Cinco horas con Mario. Si no te animas a leerlo tras esto, te pierdes una obra maestra. Cinco horas con Mario: resumen El […]

¿No te has leído Cinco horas con Mario? Es un imprescindible de la literatura española y universal. Muy recomendable. Y para animarte, te damos un resumen, el autor y los personajes de Cinco horas con Mario. Si no te animas a leerlo tras esto, te pierdes una obra maestra.

Cinco horas con Mario: resumen

El resumen de Cinco horas con Mario arranca con Carmen Sotillo, protagonista de la obra, en el velatorio de su marido: Mario. Resulta que una de las aficiones de Mario era leer la Biblia y subrayar lo que más le gustaba del libro.

Así, la viuda está frente al ataúd del fallecido, recitando los pasajes que Mario había reseñado. Mientras lo hace, los recuerdos se agolpan y toda una vida en pareja, le empieza a golpear.

El primer recuerdo es su yo previo a Mario. Carmen era una mujer altiva y egoísta que sólo se preocupaba por su aspecto. Al ser mujer, no tenía voz ni voto en su familia, además, tampoco tenía estudios. Sin embargo, Mario era un catedrático intelectual, un periodista reconocido, quien disfrutaba de los placeres de la vida, más allá de lo material.

Así, Carmen Sotillo empieza a hablar con su marido, de cuerpo presente, como si aún estuviera vivo. Es un monólogo durante el que pasan cinco horas, en las que la viuda repasa lo más destacado, para acabar dándose cuenta que no le quería demasiado. El motivo no es otro que el poco materialismo del que hacía gala el fallecido.

Y empieza a reprocharle cada embarazo que tuvo, la vez que no le compró el coche de moda entre la clase alta o cómo Mario se movía en bicicleta por la ciudad. También le echa en cara las veces que le llamaba la atención por ir demasiado escotada a la calle.

A lo largo de cinco horas, los reproches se suceden uno tras otro, incluso una presunta infidelidad con una de sus cuñadas. Infidelidad de la que no tiene pruebas, básicamente, porque Mario y Carmen no hablaban. Curiosamente, ella acaba por confesar que fue infiel con un hombre cualquiera, al que besó porque tenía un gran coche y aparentaba tener estatus.

Tras las cinco horas con Mario, Carmen acaba por darse cuenta de sus errores, y pide perdón a un Mario que también queda retratado en el relato

Cinco horas con Mario: personajes

Los personajes de Cinco horas con Mario, lejos de lo que pueda parecer, son más que Carmen y Mario. No obstante, ambos llevan el peso del 90% de la obra, lo que hace que la carga de trabajo de sus intérpretes en teatro sea tremenda. Estos son los personajes de Cinco horas con Mario.

Carmen

Carmen Sotillo es la protagonista de Cinco horas con Mario. La propia obra destaca, de forma continuada, sus atributos femeninos como una cualidad muy a tener en cuenta y que, en un momento dado, tiene gran relevancia en la obra. Una mujer a quien quedarse embarazada le preocupa porque alteraría su fisionomía.

En muchas ocasiones, Carmen se postula como villana de la trama. La realidad es que Carmen era una mujer anulada y obviada por su marido. De hecho, la historia cuenta que ese calvario comienza ya en la luna de miel, cuando su reciente marido ni siquiera la toca. Incluso le da la espalda. Eso, para una mujer atractiva como ella, es un puñal al corazón.

De hecho, las cinco horas con Mario son las que tarda Carmen en soltar la frustración que ha acumulado a lo largo de los años.

Mario

El marido fallecido de Carmen es un hombre nada atractivo pero altamente interesante e inteligente. Sus elementos en común con Carmen son casi inexistentes y a él le interesa más la cultura que su propia esposa. De cuerpo presente permanente, aparece cuando Carmen recuerda los pasajes de su vida en común.

Valentina

La mejor amiga de Carmen es quien le ayuda a superar la muerte y quien le ha brindado apoyo durante años y años de matrimonio frustrado. La define como una persona bondadosa con todo el mundo.

Moyano

Uno de los amigos de fiestas de Mario y quien le aconseja que todo lo que piensa, lo plasme en libros.

Charo

Una de las hermanas de Mario, tampoco es muy agraciada, y Carmen la define como gris, poco interesante y sin vida propia.

José

Un hermano más de Mario que, cosas de la vida, sí es atractivamente felino gracias a sus ojos amarillos. A Carmen siempre le atrajo por tener más ambición que toda su familia junta.

Cinco horas con Mario: autor

El autor de Cinco horas con Mario es Miguel Delibes, uno de los más grandes novelistas de la historia de España. Nacido y fallecido en Valladolid (1920-2010), fue doctor en Derecho y catedrático de Historia del Comercio, además de periodista durante años en ‘El Norte de Castilla’

El autor comienza su carrera como escritor en 1948 con La sombra del ciprés es alargada, con el que gana el Premio Nadal. A partir de ahí, lanza obras como Aún es de día (1949), El Camino (1950), Mi idolatrado hijo Sisí (1953), La hoja roja (1959) o Las ratas (1962).

Pero es en 1966 cuando llega su obra magna: Cinco horas con Mario. Le seguirían otras como Las guerras de nuestros antepasados (1975) y Los Santos Inocentes (1981). Las dos primeras han sido adaptadas al teatro en varias ocasiones. Mientras, Mario Camus llevó, de forma magistral, Los Santos Inocentes al cine.

Su obra tiene una temática que siempre pivota en torno a Valladolid, el agro castellano y todo visto desde la perspectiva de un católico liberal. Su visión crítica de todo, que aumenta con el paso de los años, tiene como objetivo los excesos de la vida más urbana.

Miguel Delibes cargó en su obra contra la pequeña burguesía, recordó su infancia, criticó las injusticias de la sociedad y dio voz al mundo rural, descubriendo infinidad de expresiones castellanas al mundo.

Entre otras condecoraciones, Miguel Delibes ganó el Premio Nadal (1948), el Premio de la Crítica (1953), el Premio Príncipe de Asturias (1982), el Premio Nacional de las Letras Españolas (1991) y el Premio Miguel De Cervantes (1993), como los más destacados.

También te puede interesar:

4.60 / 5
4.60 - 35 Votos

También te puede interesar