La literatura del siglo XV

La literatura del siglo XV es muy bonita e interesante y nos deja relatos llenos de enseñanzas que merecen la pena leer. Para hacerte nacer ese gusanillo por la lectura y por la literatura clásica, vamos a presentarte un poco de la literatura del siglo XV. Lo primero que debes saber es ¿qué cambiará en […]
Espaciolibros.com

La literatura del siglo XV es muy bonita e interesante y nos deja relatos llenos de enseñanzas que merecen la pena leer. Para hacerte nacer ese gusanillo por la lectura y por la literatura clásica, vamos a presentarte un poco de la literatura del siglo XV.

literatura-siglo-xv-horas-istock

Lo primero que debes saber es ¿qué cambiará en el siglo XV? en lo que conocemos como el prerrenacimiento:
El aumento de las guerras, de la violencia, la pérdida de población, el hambre generalizada, las revueltas urbanas, rurales, todo ello generó o condicionó las manifestaciones intelectuales. Muchas en manos de eclesiásticos que sufrió una grave crisis con el cisma de la Iglesia: también se reflejan esos problemas vividos en el seno de la cristiandad.

Por primera vez en la historia el número de personas que saben tanto leer como escribir aumenta considerablemente. Ya venía aumentando pero el salto es aún mayor. No solo clérigos, también ya ciudadanos libres o burgueses saben leer y escribir.

Por tanto no es patrimonio exclusivo de un clérigo la lectura de la Biblia o la copia de un manuscrito… sin olvidar a los universitarios que tienen un número importante de gente: no desaparece el analfabetismo, aunque el avance en el conocimiento es notable, al menos al nivel de las primeras letras.

A todo esto es importante sumar un avance técnico que permitirá que la literatura se convierta en una expresión capaz de llegar a muchas más personas (no lo comparemos como con los alcances de los inventos en la actualidad): la imprenta en 1450 con Gutenberg en Alemania.

Por ello se da un incremento notable de libros y bibliotecas en el siglo XV. La primera obra que se imprime es la Biblia en dos volúmenes. Tardó unos 5 años en publicarla, sin embargo, hizo 200 ejemplares, a mano hubiese tardado muchísimos años en alcanzar esa cifra.

No será Gutenberg quien se dio cuenta de lo que logró: se extendió muy rápido por toda Europa, mas no terminó de convencer a autores y bibliotecas hasta que cambie todo con la llegada al viejo continente del papel y que, luego, aparezca un italiano revolucionara el concepto del libro: Aldo Manucio, quien inventa lo que conocemos en la actualidad como libro de bolsillo.

Conoce también el romanticismo:

Características de la literatura del siglo XV

literatura-siglo-xv-impresion-istock

Existe una serie de características que hacen que la literatura del siglo XV suponga un cambio importante, dado que rompe totalmente con lo anterior (hablamos aquí sobre todo en los casos ibérico e italiano), veamos algunas de ellas:

Las creaciones literarias que se dan en el siglo XV, así como hacia finales del XIV, se generan en un contexto que ha sufrido grandes epidemias, crisis sociales y económicas muy duras que van a influir mucho en todo tipo de creaciones intelectuales.

Inicio de la “obsesión” por el uso del latín y del griego, así como por las obras de época clásica, muchas de las obras de referencia que hoy día conocemos están a nuestra disposición gracias al trabajo de recopilación, recuperación y traducción de estas obras. El latín se reserva para obras consideradas superiores como tratados teológicos o de medicina.

Paralelamente a esta recuperación del latín y del griego, en el siglo XV empieza a desarrollarse literatura en las diferentes lenguas romances o vernáculas que empezaban a cobrar formar. También se desarrollará el inglés, eso sí, ninguna con normas gramaticales, lo que no impedirá que se produzcan obras fundamentales, incluso muy superiores, literariamente hablando, a sus “rivales” latinas que se siguen produciendo (en grandes cantidades).

Novedad absoluta: el autor empieza a vivir de su producción cultural, esto lo empieza Petrarca, quien un tiempo solo se dedicaba a la copia de cartas. Un laico puede ganarse la vida como protagonista de la época sin ser clérigo.

¿Y  los textos no literarios?

Autores del siglo XV

literatura-siglo-xv-horas-istock

Anteriormente comentamos que a nivel literario las mejores obras fueron las producidas en lenguas vernáculas, tendrán protagonismo tanto creaciones literarias en prosa como en verso:

Francesco Petrarca: como explicamos previamente, fue un autor que destacó tanto por su genialidad como por lo interesante de su forma de vida (recordemos que vivió un poco antes del XV): cambió radicalmente la imagen del creador, a pesar de no ser distante temporalmente de otros como Tomás de Aquino o Alberto Magno, quienes fueron clérigos, Petrarca nunca lo fue, su hermano sí, pero él se consideraba un intelectual que decidió no dedicarse al servicio de la Iglesia, puesto que decidió dedicar su vida a algo impensable hasta el momento: estudiar.

Todas las obras que realizó están escritas en toscano, lengua que dará origen al italiano actual. Petrarca es fundamental para la literatura del siglo XV porque marcará el modelo “a imitar” para los futuros humanistas.

Dante Alighieri: reputado no solo como un gran intelectual sino quien lleva -por primera vez- el toscano a la cima literaria, un logro importante y sin precedentes.

Su obra, La Divina Comedia, describe el descenso al infierno y la vuelta al cielo, a pesar de ser humanista y prerrenacentista, su obra tiene claras características medievales, como lo es el proceso de subir en etapas, en otras palabras, su concepción sigue siendo, al menos algo, medieval.

Otro fenómeno que se desarrolla es el desarrollo del género literario de la novela, siendo el primer caso el Decamerón de Giovanni Boccaccio, personaje que describe la vida cotidiana en época de epidemias.

Además del siglo de oro valenciano, con autores como Ausiàs March, con su obra Tirante el Blanco, novela caballeresca, en Castilla veremos obras como el conde Lucanor de Don Juan Manuel o el desarrollo de una gran obra en castellano: la Celestina de Fernando de Rojas.

La poesía también conseguirá éxito en Castilla de dos maneras:

  • Cancioneros: temas relacionados con el campo.
  • Poesía dedicada a la muerte como las coplas de Jorge Manrique.

En Inglaterra la poesía no consiguió tanta relevancia como la prosa, por ejemplo, los cuentos de Canterbury de Geoffrey Chaucer.

Empiezan a aparecer manifestaciones de los libros de caballería: la época de auge de los libros de caballería es finales del siglo XV. Por otro lado es más bien escaso el desarrollo del teatro, a excepción del religioso, como el misterio de Elche.

En la literatura del siglo XV también es notable el avance en producciones tales como la crónica, muchas veces del tema que aún pervive en el XV: los azotes de la peste o las crisis demográficas en Europa.

Te puede interesar:

Galería de imágenes La literatura del siglo XV

Espaciolibros.com
Curso de Creación Web
¡Aprende a CREAR y MONETIZAR tu sitio web con Tendenzias!
+ 100Mde lectores al año
+ 1.8M de euros
+ 15 años de experiencia
Te ofrecemos nuestra experiencia para que logres montar tu web y comenzar a monetizarla desde cero.
¡Quiero Aprender!

También te puede interesar