Don Juan Tenorio: resumen y comentario de texto

José Zorrilla y Moral (Valladolid 1817-Madrid 1893), perteneciente a una familia de férreos ideales monárquicos absolutista. Estudió derecho, carrera que abandonó para dedicarse a su verdadera pasión, la literatura. Se convirtió en celebridad en el ambiente literario, cuando en el funeral de Larra recitó unos versos en su honor. Poeta y dramaturgo fue el autor del más […]
Espaciolibros.com

José Zorrilla y Moral (Valladolid 1817-Madrid 1893), perteneciente a una familia de férreos ideales monárquicos absolutista. Estudió derecho, carrera que abandonó para dedicarse a su verdadera pasión, la literatura. Se convirtió en celebridad en el ambiente literario, cuando en el funeral de Larra recitó unos versos en su honor. Poeta y dramaturgo fue el autor del más famoso drama romántico, Don Juan Tenorio. Obra que hoy vamos a estudiar en Don Juan Tenorio: resumen y comentario de texto.

Resumen de Don Juan Tenorio

Una noche de Carnaval de 1544, en Sevilla Don Juan Tenorio y Don Luis Mejía, discuten por saber quién de los dos es el más malvado, para acabar con la discusión ambos deciden hacer una apuesta. La apuesta consiste en volver a reunirse dentro de un año y así conocer cuál de los dos se había sido más malvado, quién se había batido en más duelos o quién había burlado a mas doncellas.

Sevilla año 1545, noche de Carnavales y final de la apuesta que ambos jóvenes habían comenzado un año antes. Don Juan Tenorio y Don Luis Mejía se vuelven a encontrar para comprobar los respectivas hazañas. La apuesta pactada un año antes, había causado un gran escándalo en la ciudad Sevillana.

De la apuesta es Don Juan el que sale claro vencedor, pues es el que ha matado en duelo a más hombres y conquistado a más doncellas. Esta victoria no es aceptada por Don Luis Mejía, quien le propone un nuevo reto, para aceptar su victoria. El reto consistía en incluir a sus conquistas a una monja.

Don Juan, un hombre arrogante sube la apuesta y no sólo incluirá una monja a sus conquistas, además incluye también a la propia prometida de Luis Mejía.

Esta conversación es escuchada por Don Diego y Don Gonzalo, Don Diego padre de Juan Tenorio y Don Gonzalo padre de la novicia Doña Inés. El Comendador tenía pretensiones de acordar con Don Diego el casamiento de Juan e Inés, sus respectivos hijos, compromiso con el que ambos padres estaban de acuerdo.

Gonzalo de Ulloa tras escuchar las atrocidades que Juan Tenorio había cometido decide, con el beneplácito de Don Diego, romper el compromiso de casamiento.

Don Juan no pierde el tiempo y esa misma noche quiere zanjar la apuesta disponiéndose a iniciar las dos conquistas que le harían vencedor de la apuesta. Mientras que Luis Mejía, intentará por todos los medios evitar que éste la cumpla.

Ante el revuelo se presentan los alguaciles, arrestando a los dos nobles.  El primero en salir del arresto es Don Luis, quien rápidamente llega a casa de Doña Ana, su prometida, para rogarla que se mantenga fuerte y firme ante Don Juan, quien intentará seducirla.

Al poco tiempo es puesto en libertad Don Juan, quien sin perder tiempo se encamina a casa de Doña Ana, en la misma calle se encuentra a Luis, a quien hará encerrar en una bodega, seduciendo finalmente a Doña Ana.

Don Juan se encamina hacia el convento con el fin de seducir a Inés, novicia del convento. Éste pide ayuda de Brígida, una beata alcahueta, quien le explica como poder entrar en el convento sin ser visto. Don Juan le entrega una carta a Brígida para que se la haga llegar a Doña Inés. En la carta, éste con bellas palabras le declara su amor.

Doña Inés se encuentra leyendo la carta escrita por Don Juan. Cuando termina de leerla, siente que la puerta de su celda se abre, es Don Juan el que entra en la estancia, provocando el desmayo de la novicia. Momento que aprovecha éste para cogiéndola en brazos, llevarla a su casa.

Don Gonzalo, padre de Doña Inés, conocedor de la apuesta se apresura a contarle a la madre abadesa que Brígida no es muy de fiar, ella es la dueña de Doña Inés y teme que Don Juan cumpla su apuesta. En ese momento irrumpe la hermana tornera, quien avisa de la desaparición de Doña Inés.

Don Juan ha conseguido, en su casa, seducir a Doña Inés, ambos están enamorados y dispuestos a todo. Es entonces cuando irrumpe Don Luis, quien pretende matar a Don Juan, casi al mismo tiempo llega el padre de Doña Inés, Don Gonzalo de Ulloa, pero no viene sólo, gente armada le acompaña.

Don Juan ordena al que fue su amigo Don Luis meterse en una habitación, sus rencillas se aclararán más tarde.

De rodillas ante Don Gonzalo, Don Juan Tenorio le suplica que le conceda a su hija a lo que Don Gonzalo se niega. En ese momento de Don Luis quien sale de su encierro con el fin de unirse a Don Gonzalo y así matar a Don Juan Tenorio.  Pero todo se tuerce y el resultado es que Don Luis muere de una estocada y Don Gonzalo de un balazo, el responsable, Juan Tenorio.

Después de este incidente y de pesar sobre el una orden de captura, Don Juan Tenorio huye hacia Italia.

Ha pasado el tiempo, cinco años en los que Juan Tenorio ha permanecido lejos de España, ya es hora de regresar a su casa. Cuando llega, descubre que su padre, Don Diego a fallecido al igual que Doña Inés.

Antes de morir su padre, le deshereda y hace construir un cementerio en su casa para resarcir el honor de las víctimas de su hijo.

En un momento en el que Don Juan se encuentra solo, la estatua bajo la que reposan los restos de Doña Inés toma vida, ésta le pide que se arrepienta de todos sus pecados para que en el cielo, ambos puedan estar juntos. Doña Inés en su muerte ofrece a Dios su alma a cambio de la salvación de Don Juan, siempre que éste se arrepienta.

Don Juan ve en esta estatua fantasmal una alucinación y como burla se dirige hacia la estatua del padre de Doña Inés para riéndose, invitarle a una cena esa misma noche.

Llegó la noche y Don Juan se encuentra cenando con dos amigos, cuando de repente aparece la estatua fantasmal de Don Gonzalo quien trae un anuncio, su próxima muerte. Nadie la ve salvo Don Juan por lo que éste cree que es una broma de sus amigos que pretenden burlarse de él. Éste lucha a duelo contra sus amigos y el resultado es su muerte.

Ahora como espectro fantasmal se vuelve a encontrar con el fantasma de Doña Inés quien le vuelve a pedir su arrepentimiento para poder salvar su alma, Dios es bueno y si se arrepiente, les otorgará una vida eterna juntos.

Ahora Don Juan aterrorizado y ante el temor del castigo divino accede, Dios le perdona y ambas almas parten juntas y enamoradas hacia el cielo.

Comentario de Texto de Don Juan Tenorio

Personajes

Don Juan Tenorio. Es el protagonista indiscutible de la obra. Se trata de un joven español, perteneciente a la nobleza, rico, arrogante y bravucón. Es un hombre al que le gusta burlarse de la mujeres para después dejarlas, amante de las peleas y siempre dispuesto a los duelos.

Don Luis Mejía. Caballero noble también con el que Don Juan realiza una apuesta que se convierte en la trama de la obra. Prometido de Doña Ana, muere de una estocada de manos de Don Juan.

Don Gonzalo de Ulloa. Es Comendador y padre de Doña Inés. Don Gonzalo rompe el compromiso de matrimonio entre Don Juan e Inés y velará para que el honor de ésta permanezca intacto. Muere a manos de Don Juan.

Don Diego Tenorio. Es el padre de Don Juan, un hombre sufridor por las andanzas de su hijo a quien trata durante toda la obra de redirigir hacia el buen camino, nunca lo conseguirá.

Doña Inés de Ulloa. Hija de Don Gonzalo, novicia en el convento desde niña y prometida de Don Juan Tenorio. Gracias al amor de Doña Inés, Don Juan salva su alma de ir hacia el infierno.

Doña Ana de Pantoja. Es la prometida de Don Luis, forma parte de la apuesta al igual que Doña Inés. Al final y pese a las advertencias de su prometido, cae en las redes de Don Juan.

También te puede interesar:

Don Juan Tenorio: resumen y comentario de texto
5.00 / 5
5.00 - 1 Voto

También te puede interesar