UP

-     Escrito por juan

Texto Narrativo

En entradas anteriores ya os hemos hablado de la novelas y de los elementos que la componen y en esta ocasión queremos hablaros de lo que es un texto narrativo, y en que consisten sus personajes y el entorno que los rodea.

texto-narrativo

Texto narrativo

metaficcion.jpg

Cuando hablamos de Texto Narrativo nos referimos a aquel en el que se realiza un relato  de una serie de acontecimientos que afectan a unos personajes y se desarrollan en un entorno determinado.

Toda narración se compone de una sucesión de hechos y en el caso de la narración literaria, estamos hablando inevitablemente de la configuración de un mundo de ficción, más allá de que los hechos narrados estén basados en la realidad. Algo que ocurre porque el autor no puede abstraerse de incluir elementos de su propia invención o de matizar lo sucedido en el plano de lo real.

Estamos ante el tipo de texto rey, que todo escritor de ficción utiliza para transmitir sus mundos más o menos imaginarios a sus lectores. Como en todos los tipos de texto, también en toda narración pueden distinguirse tres partes bien diferenciadas:

Partes de un texto narrativo

texto-narrativo-partes

1)  La Introducción: El autor plantea aquí la situación que va a desarrollar y realiza la presentación de los personajes y su entorno. Es probablemente, la parte fundamental del texto narrativo, pues de ella depende el que la obra sea o no capaz de captar la atención del lector.

2) Nudo: En toda narración se plantea siempre un conflicto, un momento cumbre en el que todas las líneas planteadas en la introducción convergen sobre un hecho fundamental que marca todo el relato. A ese punto central se le denomina Nudo.

3) Desenlace: Es el momento en que el conflicto planteado como nudo de la narración llega a su conclusión. Si la Introducción capta la atención del lector, y el nudo consolida la narración, el desenlace puede ser el punto en que un relato triunfe o fracase en la mente del lector.

Estructura del texto narrativo

texto-narrativo-estructura

a) Esctructura Externa: Comprende la organización física del texto; en capítulos, partes, secuencias, etc…

b) Estructura Interna: Abarca todos los elementos que componen el texto narrativo: Narrador, espacio y tiempo.

Redactar un texto narrativo

Si tienes ganas o debes hacer como tarea la escritura de un texto narrativo, de seguro este tipo de consejos te van a ser muy útiles para llegar a un resultado final óptimo.

-Elige el conflicto: no puedes empezar a contar una historia si no tienes claro cuál es el conflicto. Muchas personas se ponen a escribir sin ser conscientes de que si no tienen el conflicto claro, se pueden perder en la maraña de texto y hacer que todo su trabajo sea inútil o que su texto sea un texto que no atrape. Tampoco hay que confundir el tipo de conflictos con el tono que se le va a dar al texto narrativo. El conflicto debe ser el adecuado para el tipo de historia que vas a escribir.

-Elegir el narrador: aunque generalmente el narrador viene dado por el tipo de historia, es bueno que prestes atención cuál sería el mejor narrador para la historia que quieres contarnos. De esa forma te será mucho más sencillo al escribir ya que tienes que ponerte en su piel y hacer uso de su “voz” particular.

-Desarrollar personajes: Cuando tengas claro de qué va la historia, y a quién le sucede todo eso, es momento de desarrollar y darle cuerpo a los personajes. ¿Qué quiere decir? Pues quiere decir de que esos personajes tienen que tener unos nombres, un tipo de personalidad, una historia pasada y un motivo por el cual hablan como hablan, caminan como caminan, etc. Puedes intentar hacer una biografía de cada uno de ellos para usarlo como material tuyo para escribir el texto narrativo. Este tipo de biografías es un material para el escritor pero en ningún caso tiene por qué incluirse en el texto, incluso habrá datos que sepas tu y que el lector nunca se entere de ello sobre tus personajes.

-Ambientación: Toda historia sucede en un espacio concreto. Busca referencias para inspirarte y así poder describir el lugar a la perfección para hacernos “volar” hasta allí y hacer que el espacio se transforme también en un personaje más del texto narrativo con el fin de que consigas todo lo esperado.

Tipos de textos narrativos

Dentro de los textos narrativos, existen diferentes tipos entre los que puedes elegir a la hora de dar forma a la historia que quieres escribir. Si bien actualmente se están intentando difuminar las fronteras existentes entre los distintos tipos de textos, creando nuevas y originales versiones de las tipologías clásicas, lo más útil, sobre todo si estás empezando, es que decidas el tipo de texto narrativo que quieres escribir antes de comenzar el proceso. Existen diversos tipos de textos narrativos, pero los más comunes son los siguientes:

Lectura Fragonard
Cuento. Los cuentos son un tipo de texto narrativo de corte literario que se caracteriza por tener una extensión breve, estar protagonizado por una cantidad pequeña de personajes y también por poseer un argumento generalmente sencillo. Son estas características (brevedad, sencillez y limitación de personajes) los que han hecho que el cuento sea el principal texto narrativo dedicado al público infantil, pero también existen numerosos cuentos destinados a los adultos, como lo evidencian los grandes autores que han publicado este tipo de textos, como Ernest Hemingway, Virginia Woolf, Jorge Luis Borges o Antón Chéjov, por citar solo algunos ejemplos. El cuento es un tipo de texto literario enormemente popular y existen en la actualidad cuentos de todo tipo de géneros, como el policíaco, de terror, costumbrista o de ciencia-ficción, por citar solo algunos ejemplos.

Novela. La novela es una historia de ficción que suele tener una extensión relativamente amplia y que se caracteriza por presentar un relato complejo, que puede presentar una importante variedad de personajes y distintas acciones que se entrecruzan. La novela, además, presenta muy pocas limitaciones, dando así al autor una gran cantidad de libertad a la hora de presentar su texto. La libertad de forma y contenido que presenta la novela la han convertido en el tipo de texto literario preferido de la mayoría de los escritores y, aunque las novelas se pueden clasificar según su temática, los límites entre ellos son demasiado borrosos como para que los autores se vean limitados por ellos. Sin embargo, la extensión de la novela, la complejidad de las acciones que suele contener y los diferentes personajes a los que se debe dar forma hacen que sea una opción complicada para empezar, por lo que se recomienda a los escritores noveles que opten por escribir primero un relato breve o un cuento antes de intentar abordar la escritura de una novela.

Relato corto o relato breve. Esta nueva tipología textual es relativamente nueva y sus características no están todavía firmemente delimitadas, aunque es un género en alza. Se considera relato corto o breve aquel que presenta una extensión y una complejidad de acción superior a la del cuento, pero cuyo número de palabras es mucho menor que el de una novela. Como en el caso de la novela, la libertad del autor es prácticamente total y no se ve limitado por ninguna norma, como sí ocurre con la poesía o el teatro.

Textos dramáticos. Se considera texto dramático predominantemente aquel que se concibe a modo de diálogo con el objetivo de ser representado. Los textos dramáticos se asocian generalmente al teatro y se caracterizan por su naturaleza dialogada y por estar sujetos a un tiempo y espacio determinados. Por otra parte, al ser un texto dialogado, no existe narrador como tal, por lo que todo lo que dicen los distintos personajes tiene que estar totalmente adaptado a ellos. Por último, estos textos pueden estar escritos en prosa, en verso o mezclando ambas posibilidades, lo que da una mayor posibilidad creativa al autor del texto.

El arco y la lira
Ensayos literarios. Los ensayos literarios se diferencian de los ensayos científicos o académicos en que en estos la opinión y el estilo personal del autor tienen una gran importancia, lo que los hace eminentemente subjetivos. Asimismo, los ensayos literarios suelen presentar características relacionadas con el ámbito literario, como el uso de figuras tales como la metáfora o la metonimia y se presta tanta atención a la forma del texto como al contenido que se presenta. Algunos ejemplos de ensayos literarios pueden ser, por ejemplo, El arco y la lira, de Octavio Paz o El hombre mediocre, de José Ingenieros, donde su belleza textual puede incluso superar la presentación de ideas y la argumentación inherentes a cualquier ensayo.

Texto periodístico. Los textos periodísticos son aquellos que pretenden informar de una forma rigurosa de unos hechos que han ocurrido en la realidad. Sin embargo, que no se trate de hechos ficticios no significa que este tipo de textos no deban cumplir con unas reglas narrativas que los hagan atractivos y fáciles de leer. Estos textos tienen como característica principal la posesión de un titular atrayente que precede al desarrollo del texto, así como la aparición de un pequeño resumen del contenido que permite al lector dilucidar si le interesa el tema del texto que se dispone a leer o no. Los textos periodísticos, por definición, deben ceñirse a la realidad, pero también deben contar con una introducción, un nudo y un desenlace para resultar atractivos a los lectores y poder ser comprendidos adecuadamente por ellos. Asimismo, deben contar con unos personajes, aunque sean reales y el autor debe asegurarse de proporcionar al lector todo el contexto que pueda necesitar para su correcta comprensión, convirtiéndose así los textos periodísticos en ejercicios literarios estrechamente vinculados con la realidad.

Video Texto Narrativo

Espaciolibros.com

Newsletter