Las mejores adaptaciones de libros al cine

¿Cuántas veces los libros han sido la base inspiradora para realizar todo tipo de películas? Desde grandes clásicos de la literatura, pasando por obras de autores tan laureados como Stephen King, o aprovechando el éxito de sagas literarias, el cine parece haber visto en los libros el mejor material para basar sus guiones. Veamos entonces […]
Espaciolibros.com

¿Cuántas veces los libros han sido la base inspiradora para realizar todo tipo de películas? Desde grandes clásicos de la literatura, pasando por obras de autores tan laureados como Stephen King, o aprovechando el éxito de sagas literarias, el cine parece haber visto en los libros el mejor material para basar sus guiones. Veamos entonces cuáles son las mejores adaptaciones de libros al cine.

Las mejores adaptaciones de libros al cine

Realizar una adaptación a partir de un libro no es una tarea sencilla. Los libros están repletos de detalles, tramas y descripciones de personajes que a la hora de trasladarlos a la gran pantalla, exigen cambios, o sencillamente reducir la historia que se narra, para que esta se adapte a un guión que no sea demasiado largo.

El cine es un arte en el que las imágenes tienen la misma importancia, e incluso más, que lo que se dice, mientras que en los libros, la palabra es la gran protagonista. Teniendo en cuenta esta diferencia, podemos encontrar películas que se han convertido en obras maestras gracias a haber sabido adaptar de manera magistral el libro en el que estaban basadas. En algunos casos incluso, parece que la película ha superado al libro. Veamos cuáles son:

Blade Runner – Philip K. Dick

Basada en la novela corta de Philip K. Dick,»¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas?, la película de Ridley Scott es uno de esos títulos que en las escuelas de cine se analizan fotograma a fotograma Porque todo, desde la famosa imagen inicial con el detalle del ojo hasta el final que conocemos de memoria, está diseñado para transmitir al público esa sensación de angustia derivada de la pérdida de humanidad detrás de la novela y la película.

Si el tono de Dick es más poco convencional, algo menos serio pero efectivo para transmitir el mensaje, la película de Scott concentra todos los elementos (dirección, fotografía, actuación, edición, banda sonora …) para dejar su huella. Para hacernos pensar. Y para escribir un pedazo de historia, cruzando los límites de la gran pantalla

El Resplandor-Stephen King

Junto con la Naranja Mecánica, El Resplandor representa uno de los casos más llamativos en la filmografía de Stanley Kubrick: sus películas, a menudo son superiores a las novelas de las que fueron tomadas, y con estos dos títulos serían suficientes para hacernos una idea de cómo trabajar en una adaptación.

Sin embargo, en comparación con La Naranja Mecánica, El Resplandor no solo difiere de una manera bastante marcada del material de partida (se conoce la aversión de Stephen King , autor de la novela, por la transposición de Kubrick Tanto es así que el escritor decidió rodar una versión con una película de televisión que no tuvo el mismo éxito.) sino que además supera el libro con creces.

El uso del color, la dirección de los actores (sabemos que el director hacía llorar a la pobre Shelley Duvall a diario), innovación estilística (la primera, verdadera, gran uso de la cámara estable en las tomas que siguen al pequeño Danny en su triciclo), el contraste entre los entornos para simbolizar los estados de ánimo del protagonista: todo, en la película de 1980, contribuye a crear una obra maestra atemporal.

Claramente superior a la novela de King que, si bien contiene todos los elementos en los que Kubrick eligió trabajar, no posee ese poder evocador y el poder narrativo que pertenece a la película.

El silencio de los Corderos – Thomas Harris

Aunque parecía difícil de igualar la tensión generada por el enfrentamiento entre los dos protagonistas del libro, la transposición de esta novela a la pantalla grande y la relación entre Clarice Starling y Hannibal Lecter que se ve en pantalla, es sin duda magistral.

Anthony Hopkins es uno de esos actores que saben cómo cruzar los límites de la pantalla para llegar directamente al corazón. No por casualidad, ha interpretado muchas grandes películas tomadas de obras igualmente importantes (Lo que queda del día, Todos los hombres del rey, Drácula de Bram Stoker …).

En este caso, sin embargo, realmente hizo historia del cine y llegó a ganar un Oscar.

Su Hannibal Lecter no se olvida. Nunca. Y es tan sugerente como su contraparte literaria, de modo que la película ganadora de 5 Oscar de Jonathan Demme es mucho más efectiva que la novela homónima de Thomas Harris.

Tiburón – Peter Benchley

Primer éxito de taquilla  en la historia del cine, Tiburón de Steven Spielberg se basa en la novela del mismo nombre de Peter Benchley .

Cualquiera que haya leído el trabajo de Benchley sabe que la adaptación es muy fiel, excepto por dos elementos fundamentales: la elección, muy sabia, dado el reparto, de cancelar la relación entre Ellen Brody y Matt Hooper y no sacrificar a Hooper en final, como es el caso en el libro.

Hay que decir que fue el propio Benchley, junto con Carl Gottlieb, quien trabajó en el guión y adivinó qué elementos de la trama no serían adecuados para la transposición.

El hecho es que la película, galardonada con 3 Oscar, pero sobre todo con una taquilla alucinante (dado que la película costó 8 millones de dólares, pero recaudó casi medio billón), gracias a un elenco extraordinario (Roy Scheider, Robert Shaw, Richard Dreyfuss, Lorrain Gray y el mismo Carl Gottlieb en el papel de Meadows), a la banda sonora inolvidable de John Williams y en una dirección destinada a subrayar la tensión, ha superado el trabajo de partida. Y sigue siendo, hoy y siempre, una película extraordinaria.

El Graduado-Charles Webb

La película de Mike Nichols, basada en la novela de Charles Webb, se ha convertido en un clásico.

Y no solo por la banda sonora firmada por Simon & Garfunkel, ni por la gran interpretación de un muy joven Dustin Hoffman y una extraordinaria Anne Bancroft.

No. También hay algo más: la película, en comparación con el tono un poco menos convencional de la novela, basada esencialmente en los diálogos, consta de un guión a prueba de los actores, provocando esa ansiedad de crecer, de pasar por el mundo de juventud a la de la edad adulta, que atrapa al protagonista.

Toda la historia, escrita a principios de la década de 1960, de alguna manera actúa como un preludio de las tensiones sociales y juveniles que pronto estallarían. Aunque la relación entre Ben y la Sra. Robinson es una metáfora de estas tensiones, del contraste entre las elecciones fáciles y las que deben ser conquistadas, de la superficialidad contra la sustancia, el libro no llega a alcanzar la complejidad que sí logró la película.

La tensión narrativa de Nichols es claramente superior a la de Webb. Sin restarle importancia simbólica a su obra.

Parque Jurásico-Michael Crichton

Parque Jurásico fue una novela bastante comentada de Michael Crichton debido a una trama fantástica muy bien desarrollada, y que fue capaz de hacerse «realidad» gracias a la adaptación que hizo Steven Spielberg en su película.

Una película que además fue innovadora en el campo de los efectos especiales, logrando que el libro acabara quedando casi en el olvido y que mencionar el título nos haga pensar de inmediato en lo visto en la gran pantalla.

Cierto es que la novela de Michael Crichton cuenta una idea original y una historia ganadora. Pero los efectos especiales, y sobre todo los personajes de Spielberg son definitivamente más complejos y agradables en la película.

El Padrino-Mario Puzo

Adaptada y dirigida por Francis Ford Coppola , la película de 1972 galardonada con 3 Oscars es superior a la novela del mismo nombre de Mario Puzo , de la que se tomaron la primera película y las dos secuelas, por varias razones. También representa uno de los casos muy raros en los que la secuela es mejor que la primera película.

Eligiendo condensar el material, eliminando algunos personajes por completo o dándoles un papel menor, Coppola se concentra en la narración de la saga familiar y el sistema criminal en el que se mueve, pero también tiene el mérito de centrarse en el aspecto sentimental de la historia.

Las mejores adaptaciones de libros al cine
5
5.00 - 1 Voto

También te puede interesar