UP

-    Escrito por admin

Que es la Equidad

El término Equidad no termina de estar muy claro para algunos de vosotros, así que hemos decidido dedicar un espacio en este blog a aclarar sus significado en el caso de que tengáis que saber qué es para la escuela o por simple educación. Esperamos que vuestras dudas queden solucionadas.

que-es-la-equidad

Qué es la Equidad

El diccionario de la Real Academia de la Lengua ya nos ofrece una definición acerca de lo que significa la equidad. De hecho dan cinco acepciones de la palabra. Nosotros nos vamos a quedar con la quinta acepción que nos aclarará la diferencia con el término justicia.

  • Disposición de ánimo que mueve a dar a cada uno lo que merece.

La equidad podría definirse como el trato diferenciado que se da entre las personas teniendo en cuenta sus diferencias y necesidades particulares y que tiende a suprimir la injusticia. Tiene mucho que ver con la justicia distributiva y tiene mucho que ver con lo que cada cual merece según su esfuerzo o su condición. Piensa que el término en sí mismo “equidad” es muy parecido al de otro relacionado “igualdad”.

Una regla parece clara en cuanto a la equidad: no favorecer en el trato a unos perjudicando al resto. La equidad busca restablecer la justicia en condiciones de desigualdad y de diversidad.

El término equidad es un concepto ya conocido en el Derecho Romano y ya Aristóteles consideraba la equidad y la justicia como la misma cosa. En término económicos, la equidad se entiende como la obligación del Estado de proveer igualdad de oportunidades.

Sinónimos de equidad serían justicia, ecuanimidad, honradez, objetividad, neutralidad o rectitud dependiendo del contexto. Antónimos de equidad son injusticia, deshonestidad, iniquidad.

La equidad en el catolicismo

equidad.-en-el-catolicismo

Por otro lado tenemos que hablar de equidad y como es considerada en lo relacionado con el catolicismo, y en concreto en el caso del del derecho canónico de la Iglesia católica.

En este sentido, el l principio de equidad se aplica considerando la mitigación del rigor en la aplicación de una ley con el fin de salvaguardar la salvación eterna de una determinada persona. Algo similar al lo anteriormente señalado aunque a partir de lo religioso.

El egalitarismo y la equidad en la actualidad

Inteligencias multiples
Muy relacionado con la equidad se encuentra el fenómeno contemporáneo conocido como egalitarismo. El egalitarismo se define como una tendencia de pensamiento que defiende que todas las personas son iguales y deben tener los mismos derechos y las mismas oportunidades. En el ámbito del pensamiento moderno, puede concebirse o bien como una doctrina filosófico-política que defiende que todo el mundo debe tener las mismas oportunidades en el ámbito social, económico o político, o bien puede ser una aproximación social que defiende la eliminación de aquellas diferencias que hace que la igualdad entre las personas no sea posible. Es esta última vertiente la que está relacionada de una manera más directa con el concepto de equidad, dado que no solo defiende la igualdad entre las personas, sino que se centra en la necesidad de acabar con todos los condicionantes que evitan en la práctica que todas las personas sean realmente iguales, dando a cada uno los medios que necesita para alcanzar este estatus.

Las ideas principales vinculadas al egalitarismo y a la equidad están actualmente presentes en muchas teorías políticas, económicas y sociales. Sin embargo, un ámbito donde el egalitarismo y la idea de equidad están teniendo más repercusión en el presente es en el ámbito de la lucha por la igualdad de género. En el mundo occidental, donde las mujeres siguen partiendo en una posición de desventaja en muchos ámbitos sociales, económicos y laborales, no solo se está defendiendo la necesidad de alcanzar una igualdad real entre hombres y mujeres, sino que también se impone la necesidad de que los gobiernos aprueben medidas ecuánimes que permitan paliar las desventajas iniciales que sufren las mujeres en la práctica.

Así, medidas para el fomento de la contratación de mujeres, la aplicación de leyes para defender que tanto hombres como mujeres cobren lo mismo por un trabajo igual y los derechos relativos a la conciliación de la vida personal y laboral, entre otras similares, no deben interpretarse, dentro de este contexto, como medidas que tengan como objetivo favorecer a un sexo sobre otro, sino como consideraciones que tratan de paliar la discriminación que sufre la mujer en la práctica en el ámbito laboral. Gracias a ellas y a otras similares, se consiguen paliar las desventajas iniciales que sufren las mujeres en el ámbito laboral, ante situaciones como la preferencia que presentan las empresas privadas por los hombres jóvenes, que no se cogen bajas extensas para poder tener hijos ni se consideran los primeros responsables de sus descendientes durante sus primeros años de vida, lo que provoca que las mujeres sufran una discriminación laboral constante a causa de su sexo.

Equidad educativa
Por citar otro ejemplo de plena actualidad, otro ámbito donde la discusión sobre la equidad está de plena actualidad es el de la educación. En un momento en el que cada vez se está dando más importancia a las inteligencias múltiples, a la interculturalidad y las diferencias sociales y personales existentes entre los distintos alumnos, la discusión sobre la equidad está de plena actualidad. Se está discutiendo si la evaluación igualitaria de todos los alumnos siguiendo las mismas pruebas es injusta o no, dado que no todos tienen los mismos talentos o capacidades, por lo que dichas pruebas serían discriminatorias para todos aquellos que no presentaran los talentos adecuados para su superación, aunque tengan otras características igualmente valiosas.

De esta forma, la defensa de la equidad en el ámbito educativo en la actualidad no solo se relaciona con la lucha para que todos los niños tengan las mismas oportunidades en el ámbito del acceso a los diferentes niveles educativos, al material escolar y a todos los productos necesarios para el máximo aprovechamiento de su formación independientemente de su origen socio-económico, sino que también se está intentado lograr una equidad e igualdad real todavía inexistente entre las diferentes capacidades que pueden presentar los alumnos en los distintos ámbitos educativos.