Escrito por Tendenzias

Isaac Asimov: Maestro de la Ciencia Ficción

Isaac Asimov está considerado junto a Robert A. Heinlein y Arthur C. Clarke, uno de los “Tres Grandes” escritores de la Ciencia Ficción del siglo XX.

isaacasimov

Nacido en Rusia (se cree que el 2 de enero de 1920 aunque no existe la certeza de que así fuera), emigró junto a sus padres a Estados Unidos, concretamente a Nueva York, cuando apenas contaba tres años de edad. Completó estudios superiores en l especialidad de Bioquímica en la Universidad de Columbia, lo que le dio una base científica muy importante que caracterizaría su obra.

Su primer relato de Ciencia Ficción, que fue rechazado por J. W. Campbell, lo presentó con diociocho años de edad y, a partir de ese momento no dejó ya de escribir para felicidad de sus lectores.

fundacion1

Su obra más famosa es quizás la serie de La Fundación (Trilogía o Ciclo de Trántor), que fue concebida inicialmente como una auténtica reconstrucción de la historia de la humanidad en clave de ciencia ficción y que, posteriormente, integraría con su otra gran serie Robots, dando a toda su obra una total coherencia. Asimov al igual que Arthur C. Clarke, realizó también innumerables obras de divulgación científica con un lenguaje claro y ameno difícil de igualar.

yo-robot

Asimov fue un progresista, humanista y extremadamente racionalista, que se enfrentó a las supersticiones y el fanatismo religioso. Como ocurre con Clarke, la Ciencia Ficción de Isaac Asimov está muy apegada a la ciencia real y no plantea divagaciones metafísicas sino desarrollos tecnológicos extremadamente plausibles. Tanto es así, que Inventó las Tres Leyes de la Robótica, recogidas posteriormente por innumerables autores y que actualmente empiezan a ser tomadas muy en serio en el desarrollo de la robótica actual. Estas leyes pretendes ser la salvaguarda del ser humano ante el desarrollo cada vez mayor de la inteligencia artificial y rezan así:

1- Un robot no debe dañar a un ser humano o, por su inacción, dejar que un ser humano sufra daño.

2- Un robot debe obedecer las órdenes que le son dadas por un ser humano, excepto si estas órdenes entran en conflicto con la Primera Ley.

3- Un robot debe proteger su propia existencia, hasta donde esta protección no entre en conflicto con la Primera o la Segunda Ley.

Isaac Asimov murió el 6 de abril de 1992 tras un fallo coronario y renal. Paradójicamente, su último libro, no fue de ciencia ficción, sino que se trató de una obra realizada junto a Frederik Pohl, donde se trataba el calentamiento global y la destrucción de la capa de ozono titulada La Ira de la Tierra.

Espaciolibros.com

Newsletter
Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos