UP

-     Escrito por juan

El Texto Argumentativo | Qué es, elementos y ejemplos

Por texto Argumentativo entendemos aquel tipo de texto que está destinado únicamente a convencer de una determinada tesis a un interlocutor, mediante la utilización de una serie de pruebas o ideas, que se denominan argumentos. A continuación os explicamos en qué consiste estetipo de texto, al detalle.

texto-argumentativo

El texto argumentativo

discutiendo.jpg

El texto argumentativo es un tipo de texto muy utilizado habitualmente en charlas o coloquios y en casi cualquier conversación.

La construcción de un texto argumentativo puede también estructurarse en una serie de partes claramente diferenciadas:

1)  Presentación: Se trata de la definición inicial de la tesis que el argumentador pretende defender ante su interlocutor. Suele ser una introducción breve de apenas unas palabras.

2) Exposición: En esta fase el argumentador se extiende realizando la exposición pormenorizada de la tesis, entrando ya en detalle en el tema tratado.

3)  Argumentación: Esta es quizá la fase de texto argumentativo real, ya que es el momento en que se exponen los argumentos que avalan la tesis.

4) Conclusión: Al final del texto argumentativo, es conveniente realizar una recapitulación de los argumentos más convincentes, de una forma concisa que permita concluir la argumentación de forma convincente.

Argumentos de los textos argumentativos:

texto-argumentativo-argumentos

Argumentos analógicos: Son aquellos que utilizan analogías o comparaciones con temas similares a la tesis, que sirvan para avalarla.

Argumentación mediante ejemplos: Tienen un gran parecido a los argumentos analógicos y consisten en la exposición de hechos concretos en que se compruebe la realidad de la tesis.

Argumento de presunción: Se basa en crear la sensación de que la tesis es más verosímil que su contraria, y que la ausencia de prueba en ésta la avala indirectamente.

Argumentos de autoridad: Consistes en apoyar la tesis basándonos en las opiniones de personas de reconocida autoridad en la materia tratada. Aunque suelen ser efectivos, la realidad es que tienen poca capacidad real como prueba.

Argumentación por probabilidades: Este tipo de argumentación suele utilizarse cuando no existe una prueba directa y sirve como aval científico a la tesis. Sin embargo, no hay que olvidar que el hecho de avalar una teoría por su probabilidad matemática de ser cierta, también le indicará al interlocutor que, aunque menor, también existe una probabilidad de que no lo sea.

Espaciolibros.com

Newsletter